Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
La búsqueda de la armonía en las piernas y tobillos
ha sido una constante en el campo de la cirugía estética.
Las peculiares bases anatómicas de rodillas,gemelos y tobillos
han condicionado hasta ahora la liposucción en estas zonas.
En IML disponemos de la técnica más avanzada para tratar la grasa de estas zonas,
que incluye el diseño de un equipo específico para rodillas, gemelos y tobillos.
El equipo de Lipolaser® de IML posee una
longitud de onda selectiva para la destrucción de la grasa.
La técnica de IML consigue una
retracción cutánea eficaz, evitando la flacidez.
  

Características especiales de las piernas y los tobillos

Consideraciones anatómicas

Uno de los investigadores pioneros en este ámbito, Illouz, ya adelantó que las piernas y los tobillos requerían especial atención debido a sus características anatómicas y describe esta zona como relativamente complicada para la liposucción. El conocimiento de estas consideraciones anatómicas singulares puede ayudar a comprender la base de la mayoría de los retos peculiares de la liposucción en las piernas y los tobillos. 

Características especiales de la anatomía de las piernas y tobillos

La anatomía de las piernas y tobillos tiene unas características especiales.

 

¿Le llamamos? »

En primer lugar, muchos autores afirman que por tener esta zona una sola capa de grasa, con un tejido fibroso denso y vasos linfáticos, es más propensa que otras a las frecuentes irregularidades de la piel en el postoperatorio. Además, debido a esta delgada capa de grasa subcutánea, los hematomas o equimosis postoperatorios pueden dar lugar a la pigmentación de la piel.

La posición normal de las extremidades inferiores, la naturaleza fibrosa de la grasa, y, posiblemente, la ruptura de la densa red de vasos linfáticos con ciertas técnicas, provocaría una tendencia constante hacia el edema postoperatorio. Un retraso en la absorción de esta inflamación puede provocar una tendencia a mayor cantidad de tejido fibroso que forma un entramado, poniendo en peligro permanente la presencia de un endurecimiento de la capa subcutánea.

Anatómicamente, la pierna esbelta y bien configurada rara vez es sólo el resultado de la distribución de la grasa no deseada. Normalmente es la combinación del tejido graso con la forma y disposición de  los huesos y los músculos la responsable de esta configuración. Esta consideración anatómica importante se trata más adelante en la discusión de la evaluación preoperatoria.

El carácter heterogéneo de la grasa a lo largo de la pierna también supone un desafío. Por ejemplo, la grasa subcutánea en la pantorrilla media inferior o central es más suave y más fácil de succionar que en la parte lateral. Esto puede generar una mayor reducción del contorneado en dicha zona si este factor anatómico no se tiene en cuenta.

Debido a las estructuras neurovasculares, la liposucción en la fosa poplítea nunca debe ser realizada. A pesar de que los nervios motores y  las profundas estructuras vasculares de las piernas están en la zona profunda de la fascia muscular, las venas safenas mayor, menor y los nervios anatómicamente relacionados se encuentran dentro de la grasa. A pesar de ser cuidadoso para no dañar con las cánulas, Grazer reportó graves hematomas, trombosis venosa superficial u otras complicaciones de la aspiración de todo el sistema de ambas safenas.

Dentro de este marco anatómico, habría que reflexionar sobre el papel de la lipodistrofia en las pantorrillas y los tobillos. Las mujeres tienden a presentar un patrón común de lipodistrofia en las piernas y los tobillos. Chamosa presenta una revisión exhaustiva de los ideales estéticos de las piernas y explica las adiposidades típicas que se desvían de esta forma.

Características ideales de las rodillas y los tobillos

Existen unas características ideales de las rodillas y los tobillos.

 

Solicitar Consulta Gratuita

En resumen:

La rodilla debe mostrar normalmente el relieve óseo, con alguna convexidad medial y leve concavidad lateral.

Más hacia abajo, también debe de haber una concavidad entre la rodilla y la protuberancia medial del gastrocnemio. Esta zona está comúnmente deformada por adiposidades que exageran la convexidad medial de la rodilla y rellenan también las concavidades del contorno lateral de la rodilla y la zona media, comprendida entre la rodilla y la pantorrilla.

En la lipodistrofia de la pierna, también hay acumulación proporcionalmente más grasa en la mitad inferior de la pierna que en las zonas altas. Estas características de los ideales estéticos y sus desviaciones distróficas comunes están bien presentados gráficamente por Chamosa:

Comparación entre una rodilla bien definida y una lipodistrófica

Comparación entre una rodilla bien definida y una lipodistrófica, donde se aprecia la exageración
de la convexidad de la cara interna y la pérdida de la concavidad debajo de la rodilla.

En 1997 Chamosa presentó un concepto nuevo y diferente de las lipodistrofias de esta zona mediante la representación de la anatomía de la sección transversal de la pierna y el tobillo como un rombo, cuyos  vértices eran el borde anterior de la tibia, el tendón de Aquiles y los dos maléolos. En este modelo, la grasa tiende a acumularse a lo largo de las líneas entre estos puntos y por lo tanto oculta estas prominencias. Definió los aspectos anterolateral y posterolateral de las zonas más frecuentes con lipodistrofia.

Rombo de Chamosa

La grasa se acumula en mayor cantidad por fuera de las líneas que conforman el rombo,
de modo que la cara antero-inferior de la pierna suele tener menos cantidad que las zonas periféricas al rombo.

 

¿Desea más información? »

Como consecuencia de esto, se sugirió el uso de la liposucción para camuflar visualmente la mala alineación de la rodilla, afirmando que el impacto estético de una rodilla en varo o en valgo puede ser disminuido mediante la liposucción  más concentrada en las áreas lipodistróficas del lado convexo de la pierna.

La mayoría de los pacientes con exceso de grasa distal sobre el maléolo medial y lateral tienen muy mitigada la definición de los vientres inferiores de los músculos gemelos, sobre todo en sentido medial. Esta transición poco marcada entre los músculos gemelos y la pierna más distal contribuye a una apariencia columnar. Mladick ha estudiado en los últimos años esta zona desde distintos enfoques.

Con frecuencia hay otro exceso de grasa localizada distalmente a cada lado del tendón de Aquiles, provocando un aspecto tosco medial y lateral del tobillo. Estas áreas normalmente cóncavas presentan un desafío técnico importante.

A pesar de estas acumulaciones frecuentes de la lipodistrofia en las piernas y los tobillos, la distribución específica de grasa en esta zona del cuerpo estar menos definida que en otras áreas comúnmente lipodistróficas. La lipodistrofia de las piernas y los tobillos a menudo es más periférica que en otros lugares y presenta especiales problemas técnicos secundarios por sus contornos singulares y complejos.

Hay dos excepciones importantes a la disposición generalmente circunferencial de esta lipodistrofia:

  • En primer lugar, el exceso de grasa se reduce muchas veces entre las regiones perimaleolar en toda la región pretibial. Esta escasez de grasa se extiende hacia arriba sobre la tibia anterior.
  • En segundo lugar, y muy importante, es que nunca está presente en el tendón de Aquiles distal. La consecuencia es que la liposucción rara vez cambia la dimensión antero-posterior de la pierna o el tobillo, que está determinada por la distancia entre la tibia anterior y la superficie posterior del tendón de Aquiles.

Si bien  "circunferencial" o más localizada, la lipodistrofia en las piernas y los tobillos deben ser considerados en el contexto de toda la extremidad inferior. Como Chamosa subrayó, "la belleza está basada en que las diferentes regiones del cuerpo están en proporción unas con otras… La corrección de una sola zona por lo general conduce a un desequilibrio en el contorno de las extremidades inferiores”.

El objetivo estético

El objetivo estético es el logro de la  esbeltez de la pierna y el contorno del tobillo, pero esto debe estar en proporción con las regiones vecinas del cuerpo.

La amplitud de la pierna no modificable.

La amplitud de la pierna a la altura de las líneas amarillas no es modificable.

¿Desea conocer cómo Lipoláser puede mejorar su rodillas y gemelos? Puede solicitar una consulta informativa gratuita con uno de nuestros médicos expertos de Madrid, quien responderá a todas sus dudas.

Solicitar consulta gratuita las condiciones. Cargando consulta